Reseña de El Ocupante

11219803Título original: The little stranger

Autora: Sarah Waters

Editorial: Anagrama

Año de la obra: 2009 (publicada por Anagrama en 2011)

Páginas: 536

Un día de verano llaman al doctor Faraday a Hundreds Hall, la mansión de los Ayres, en el desolado centro de la Inglaterra de posguerra. Faraday ya había estado allí cuando era un niño y su madre era una de las criadas de la casa. Ahora es médico, aunque con una posición social no muy cómoda, y piensa que esta visita es un golpe de suerte. Pero Hundreds Hall ya no es más que la sombra de sí misma. La señora Ayres aún es una señora elegante, aunque viva entre paredes desconchadas. Roderick, su hijo, ha vuelto de la guerra enfermo de los nervios. Se ocupa como puede de la casa y va vendiendo las tierras. Su hermana Caroline, excéntrica y masculina, y no desprovista de encanto, ha tenido que volver a Hundreds Hall para ayudarlo. Pero los Ayres han llamado al doctor Faraday para que se ocupe de Betty, la joven criada que quizá sólo está enferma de miedo. Y aunque nadie la cree, en la mansión se oyen ruidos inexplicables y se ven sombras fugaces, y las cosas más familiares pueden volverse perversas…

 

757a3-opini25c325b3n

Hace un par de meses que supe de la existencia de este libro y, aunque no tenía planeado leerlo ya, un día me decidí y así lo hice. Es la primera vez que leo a Sarah Waters y tenía muchas expectativas, demasiadas diría yo. Quizás por eso tengo sentimientos encontrados hacia la novela. Esperaba una historia que me pusiera los pelos de punta, con un ritmo trepidante. Y no ha sido así. Seguramente, los que hayáis leído a Waters estaréis pensando: “Ay, alma de cántaro, qué equivocada estabas”. Pero bueno, las expectativas son eso, expectativas.

El doctor Faraday acude a Hundreds Hall, la casa de la familia Ayres, para atender a una aterrorizada enferma criada. Estuvo de allí de niño, pero la propiedad no tiene nada que ver con lo que alguna vez fue y en ella ocurren cosas inexplicables para sus habitantes.

La primera parte de libro se me hizo tremendamente lenta, no ocurría nada, simplemente el ir y venir de los personajes en una casa que se cae a pedazos y una familia que no se adapta a la nueva sociedad después de la guerra. De verdad que no pasaba nada de lo que la sinopsis me había anunciado. Al menos hasta casi la mitad del libro. Poco a poco, mi intriga crecía y en los últimos capítulos no podía parar de leer.

El narrador es el doctor Faraday y es el que menos me ha gustado. Su actitud me ha sacado de quicio en numerosas ocasiones. No por su escepticismo, puedo comprender que va atado a su profesión, sino por su actitud poco comprensiva e inoportuna en momentos difíciles para el resto de personajes, sobre todo hacia Caroline Ayres, la protagonista femenina. Un cansino, de toda la vida. Caroline, al contrario, me ha parecido una mujer fuerte, con personalidad y muy auténtica, peculiar para la época (finales de los años 40).

Ragley_Hall2
La trama ocurre en una casa parecida a Ragley Hall (Warwickshire). Info e imagen: Wikipedia

Respecto al resto de principales, Roderick es mi favorito y creía que iba a tener mucho más peso en la trama, pero su protagonismo se va desvaneciendo a cada capítulo. Betty, la joven sirvienta, también me ha llamado mucho la atención y me ha parecido la más cuerda de Hundreds Hall. La señora Ayres, madre de Roderick y Caroline, es un personaje interesante, sin embargo me ha faltado conocer las cosas desde su punto de vista para entenderla mejor.

Por último, el final de esta historia de suspense e intriga, que no de terror, me ha confundido, queda abierto a distintas interpretaciones. Me viene a la mente el final de la película Shutter Island. A mí estas cosas me ponen nerviosa, preferiría saber qué, cómo y por qué pasa todo.

En definitiva, El ocupante es una novela muy bien ambientada, que le ofrece al lector un argumento que enfrenta el escepticismo y la superstición, lo racional y lo racional. No tiene un ritmo acelerado, pero consigue que no dejes de leer (al menos en mi caso). Y los personajes “secundarios” conquistan más que el principal. Ha sido diferente a lo que esperaba, también es cierto que acabo gustándome más de lo que pensaba cuando había leído los primeros capítulos. Quiero darle otra oportunidad a la autora, se aceptan recomendaciones.

Por cierto, hace unos días leí que habrá una adaptación al cine el año que viene, protagonizada por Domhnall Gleeson y Ruth Wilson, y me apetece verla, a ver si me aclara más que el libro.

16d6c920949e6a4e62d840ee4a9738cb
Ruth Wilson y Domhnall Gleeson. Imagen: Pinterest

Los viajeros de la noche

Paris era una fiesta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s