Los gritos del pasado

Título: Los gritos del pasado

Título original: Predikanten

Año de la obra: 2004 (Maeva 2009)

Autor: Camilla Läckberg

Editorial: Maeva

Páginas: 386

La escritora Erika Falk y su compañero, el detective Patrik Hedström, disfrutan de unas merecidas vacaciones en su casa en la pequeña población costera de Fjällbacka que, en verano, es visitada por muchos turistas. Erika está embarazada de ocho meses y la ola de calor hace especialmente difícil este último mes de gestación. En esta situación, lo menos falta le hace a la joven pareja es un nuevo caso de asesinato. Pero las vaciones de Patrik se terminan de golpe, cuando un niño descubre casualmente el cadáver de una joven turista. Lo más extraño es que junto al cadáver aparecen los restos de dos mujeres desaparecidas años atrás. Las autopsias demuestran que las tres víctimas murieron estranguladas y que además fueron torturadas.

Goodreads 

Los gritos del pasado es la segunda parte de la serie Fjällbacka, de Camilla Läckberg. La princesa de hielo es el primer libro y os hablé brevemente de él hace poco más de una semana.
En esta novela nos encontramos con un nuevo caso, los personajes principales y algunos escenarios son los mismos -qué lista soy, por eso eso forma parte de una serie-. La narración, como os dije sobre el otro libro, es muy sencilla y si el argumento despierta tu interés, te lo lees en un par de días. Y los capítulos comienzan con un flashback, un elemento que te intriga para que sigas leyendo.
Las localizaciones “nuevas” están muy bien descritas, sin florituras y de una forma muy natural. Además, el pueblo es real y en Google encontraréis fácilmente imágenes de los diferentes lugares mencionados.
Kungsklyftan, uno de los escenarios del libro/ Fuente: flickriver.com

“Había dos metros entre las pétreas paredes que se erguían una decena de metros hasta el cielo, donde el sol estival empezaba a elevarse en ese momento. Tres grandes bloques de piedra habían quedado colgando para siempre en el centro del barranco y ofrecían un espectáculo imponente. […] Debía su nombre al rey Oscar II, que visitó Fjällbacka a finales del siglo XIX […]”

La trama principal me ha gustado más que la de La princesa de hielo. Esta vez los crímenes son más oscuros y tiene un fondo muy Mentes Criminales. Patrik Hëdstrom ya no es un policía más, tiene mucho más protagonismo, lo que quiere decir que la investigación está más presente. La autora da a conocer mejor otros personajes como Martin y Gösta, de la comisaría de Tanumshede. Y presenta a la familia Hult y a sus miembros, típicos en particular, pero interesantes en conjunto.
Respecto al final, a mitad del libro más o menos se ve quién puede ser el asesino. La autora incluye algún giro para despistar, aunque es fácil atar cabos. Aún así, me ha parecido interesante el porqué de todo lo que ocurre.
Plaza Ingrid Bergman / Fuente: viajesrockyfotos.com

Ingrid Bergman y su familia visitaban a menudo Fjällbacka, pueblo en el que se ambientan los libros de Camilla Läckberg. Esta plaza con el nombre de la actriz es uno de los lugares que se mencionan en la novela.

Por supuesto, no todo ha sido de mi agrado. Las partes en las que aparecen Erica o su hermana Anna no me decían nada. Por un lado, la embarazadísima Erica se dedica a quejarse de todo y a recibir invitados que al segundo día odia con todas sus fuerzas, pero no tiene narices a echar ella misma. Vale que los huéspedes son cansinos, mas ella en sí misma también lo es. Y, por otro lado, está Anna, a la que le pasa lo mismo que en el primer libro, esta vez con otra persona. Y si las juntas, son como dos niñas que critican lo que a los dos minutos van a hacer ellas. Por cierto, hay un momento barbacoa, que me pareció un horror, en el que se dice esto:


“Como de costumbre, los hombres se reunieron en torno a la parrilla, mientras las mujeres hablaban. […] A las mujeres podía confiárseles como mucho la guarnición y tampoco funcionaban mal como portadoras de cervezas.” 

Mátame, camión. ¿Hablar como cotorras  y portadoras de cerveza? Encima esto se lee desde “la voz” de Erica. Espero que sea ironía y yo, por lerda, no me haya enterado. Y, por último, me ha sobrado la subtrama de Mellberg, el jefe de policía. Si la autora se hubiera ahorrado un par de páginas más, no hubiera pasado nada absolutamente.

¡Esto es todo por hoy!

¿Habéis leído a esta autora o este libro? Si es así, podéis dejarlo en los comentarios.

¡Nos leemos!




Anuncios

2 thoughts on “Los gritos del pasado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s