Paris era una fiesta

Título: París era una fiesta

Año: 1964

Autor: Ernest Hemingway

Editorial: Seix Barral

Páginas: 208

 

Publicada póstumamente en 1964, París era una fiesta es la obra más personal y reveladora de Hemingway, quien, ya en el crepúsculo de su vida, narra aquí los dorados, salvajes y fructíferos años de su juventud en el París de los años veinte, en compañía de escritores como Scott Fitzgerald o Ezra Pound, la llamada”generación perdida”, según la popular denominación acuñada en aquella época por Gertrude Stein, la mítica madrina del grupo.Crónica de la formación de un joven escritor, retrato de una ciudad perdida, oda a la amistad y verdadero testamento literario, París era una fiesta es uno de los libros capitales para entender el siglo XX, así como el universo y la personalidad de uno de sus más grandes creadores.

París era una fiesta es el primer libro que leo de este autor. Me daba cierto respeto por ser uno de los grandes y porque de lo poco que sabía sobre él, no coincidíamos mucho en opiniones. Pero gracias a un vídeo de Magrat Ajostiernos, en el que comentaba la relación entre la película Medianoche en París y el libro, me decidí a leerlo.
Hem, como lo llamaban sus amigos y lo voy a llamar yo de aquí en adelante, dice en el prefacio:

“Si el lector lo prefiere, puede considerar el libro como obra de ficción. Pero siempre cabe la posibilidad que un libro de ficción arroje alguna luz sobre las cosas que fueron antes contadas como hechos”

Así que, personalmente, me voy imaginar que todo pasó tal y como lo cuenta, que es más divertido. En el libro me encontré con un Hemingway adulto que recuerda al joven escritor de cuentos, optimista, que vivía el presente y que perseguía el sueño de ser escritor. Al principio quería gritarle que dejará de poner “y” cada tres palabras porque me estaba sacando de quicio. Luego me acostumbré y acabé paseando con él por el París de los años 20, tomando café y escuchando sus particulares conversaciones. Hem se codeaba con lo que Gertrude Stein, escritora norteamericana e íntima amiga de él, llamó la “Generación Perdida”.

– Eso es lo que son ustedes. Todos ustedes son eso -dijo Miss Stein-. Todos los jóvenes que sirvieron en la guerra. Son una generación perdida.

Ezra Pound, William Faulkner, Francis Scott Fitzgerald y algunos más son los personajes que pertenecen a este círculo y que he conocido un poco más a través de las palabras de Hemingway. Destaco, sobre todo, la aparición del autor de El gran Gatsby, no por ser el más famoso, sino porque me ha parecido un personaje muy particular y digno de lástima. El pobre Francis bebía los vientos por la loca envidiosa de Zelda Fitzgerald y ella se metía con sus atributos. Así es, una de las conversaciones más surrealistas que he leído es la de dos grandes como Hemingway y Fitzgerald hablando de las partes íntimas de este último. Gracias a momentos así, casi absurdos, el libro no se me ha hecho pesado como pensaba que se me haría.
Ha sido interesante adentrarse de nuevo, como en Medianoche en París, por las calles de esta ciudad y conocerla sin haber puesto los pies ella; leer sobre los intereses de los que ahora son grandes figuras de la literatura y sobre Sylvia Beach y la librería Shakespeare & Company.

“Si tienes la suerte de haber vivido en París cuando joven, luego París te acompañará, vayas adonde vayas, todo el resto de tu vida, ya que París es una fiesta que nos sigue”

París era una fiesta es el primero, pero no será el último que lea del autor norteamericano. ¡Y la película! No os olvidéis de verla porque es fantástica, aunque Woody Allen no sea santo de mi devoción. Algún día os hablaré de ella.

Espero que os haya gustado. ¡Nos leemos pronto!

4/5
Anuncios

6 thoughts on “Paris era una fiesta

  1. Pues no lo he leído y con sinceridad, si no lo hubieses reseñado posiblemente sería unos de esos libros que paso por alto. Lo anotaré para leerlo porque me avergüenza reconocer que no he leído nada de Hemingway, ¡y a esto tengo que ponerle remedio!
    Gracias por la reseña.
    Un abrazo!

    Me gusta

  2. Hermoso libro, hace unos meses se reedito, con nueva tapa, bello blog, libros interesantes Maribel, te recomiendo tambien el libro de charlas, de Orson Wells.

    Aquí me quedo, te sigo!

    Me gustaría que te pases por mi blog literario para ver qué te parece y si te gusta, sígueme :).

    saludos nos leemos!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s